facebook twitter instagram youtube tiktok
  • Inicio
  • Especiales
  • Sexo y virtualidad: ¿puede haber placer y disfrute digital sin un riesgo latente para las mujeres?

Sexo y virtualidad: ¿puede haber placer y disfrute digital sin un riesgo latente para las mujeres?

Por Manifiesta Media

Foto por Jimena Madero

En la tercera semana de nuestro especial #MujeresEnCuarentena, nos vamos a dedicar a comunicar cómo han cambiado las nociones del sexo desde que empezó la pandemia, y cómo estas modificaciones benefician y afectan a las mujeres en el país.

octubre 3, 2020

Foto por Jimena Madero

En la tercera semana de nuestro especial #MujeresEnCuarentena, nos vamos a dedicar a comunicar cómo han cambiado las nociones del sexo desde que empezó la pandemia, y cómo estas modificaciones benefician y afectan a las mujeres en el país.

¿Es la pandemia una buena o una mala época para el sexo? 

Por poco comprometida que se lea la respuesta, podría ser válido decir que depende. Aunque durante una época de la cuarentena, sobre todo los primeros meses era común encontrar guías para tener sexo siguiendo los protocolos de bioseguridad (si es que eso pudiera llegar a ser posible), hay algo claro desde el inicio: follar y ser folladx en esta época de pandemia es, inevitablemente asumir un riesgo.

Ahora cada pareja, cada núcleo de convivencia, cada conformación relacional tiene que tomar la decisión, en un mundo donde tener sexo, expresar afectos e incluso verse y compartir un espacio físico con otro cuerpo se convirtió en un riesgo para la salud propia y de otrxs.

El sexo entonces vuelve a reafirmarse, y así en cada pandemia, como una actividad riesgosa debido a una nueva razón. Y muchxs, por consiguiente, decidimos tomar distancia.

Foto por Jimena Madero Ramírez.

Pero esa misma distancia, o incluso la misma soledad con nuestro cuerpo encuarentenado, pueden ser vistos como oportunidades para explorar otras prácticas sexuales que no incluyan la presencialidad como un elemento necesario. Prácticas pensadas para nuestro disfrute, para el placer compartido, para la reconfiguración del deseo, y que empiezan a normalizar caminos ya antes recorridos, que ahora empiezan a ser caminados con un poco de cautela, con pasos algo obligados por el encierro y la famosa bioseguridad.

La 'nueva normalidad' del sexo empieza de repente a tomar otra forma. Una donde las fotos íntimas por mensajería instantánea, los links, el autoreflejo en las pantallas, los micrófonos, los juguetes a distancia y la expresión textual del deseo empiezan a ser protagonistas.

¿Pero esta exploración qué garantía está teniendo para las mujeres, cuando sabemos que la virtualidad ha sido otro canal para las violencias basadas en género, aparte del mundo análogo?

Foto por Jimena Madero Ramírez.

En la tercera semana de nuestro especial #MujeresEnCuarentena, queremos dedicarnos a entender qué implicaciones tiene para la vida de las mujeres llevar una vida sexual activa a través del mundo digital. Riesgos como la pornovenganza, la trata de mujeres y niñas en línea, la 'sextorsión' (la extorsión bajo la amenaza de compartir contenido íntimo), entre otros, están mucho más latentes que antes. ¿Existen leyes que nos defiendan en contra de estos delitos cibernéticos? ¿Qué podemos hacer para evitar riesgos en el mundo digital? ¿Existe una manera no riesgosa de satisfacer nuestro deseo virtual a través de internet?

Y no menos importante: en un mundo donde actualmente el concepto de seguridad es una presión latente de algo que nunca está completo, y que con la llegada de la emergencia sanitaria se ha tornado en una amenaza global, ¿podríamos empezar a hablar más bien de una vida sexual digital cuidadosa en vez de segura, encaminándonos más hacia una práctica feminista del placer en línea? Quizá es momento de desmarcarse de esa noción.

¡Bienvenidxs a la semana de 'Sexo y virtualidad', el tercer eje de nuestro especial #MujeresEnCuarentena!


Más de

¿Cuántas mujeres nos faltan en Chocó? Crónica de una violencia sin registros

Conmemorar el #25N es una experiencia distinta en cada territorio. En Quibdó, capital del Chocó, la demanda sigue siendo visibilizar los casos de violencias basadas en género que salen del ámbito privado y se cruzan con la sevicia de grupos al margen de la ley. En uno de los departamentos más azotados por la violencia y olvidados por el Estado, donde las mujeres han sobrevivido y resistido juntas, el cambio no da espera.

Paren ya con la neurosis astrológica

El boom de la astrología puede ser un regalo que nos brinda el cielo, pero el algoritmo de las redes sociales, nuestro modelo económico actual y la necesidad de ser virales está haciendo de la fiebre astrológica algo para justificar nuestros errores y un grupo de estereotipos listos para ser segmentos de mercado. ¿Cómo hacer que pare? Oriana analiza en su nueva columna.

100 días de Petro: ¿está gobernando con y para las mujeres?

Se cumple el arranque del primer gobierno de izquierda en el país. ¿Qué balance hacen las mujeres y personas LGBTIQ+ sobre su gestión? ¿Cuál ha sido la voluntad política de Petro con estas poblaciones? Consultamos a expertes y activistas para entender lo bueno, lo malo y lo feo de un gobierno apoyado por los movimientos feministas.

Estas son las mujeres que lideran la nueva derecha en Colombia

El ascenso de Giorgia Meloni como presidenta en Italia abre el debate sobre el rol que están jugando las mujeres dentro de lo que se ha denominado la ‘nueva derecha’ en el mundo. Ultranacionalista, nostálgica de un pasado en el que las minorías no tenían derechos, anti-intelectual y populista, así la definen expertes. ¿Quiénes son las mujeres que la representan en Colombia?

Back to Top

© MANIFIESTA 2021 Todos Los Derechos Reservados

Términos y Condiciones

Política de Privacidad