facebook twitter instagram youtube tiktok
  • Inicio
  • NOTAS
  • La homofobia mata: más detalles sobre el ataque homofóbico en Bogotá

La homofobia mata: más detalles sobre el ataque homofóbico en Bogotá

Por Manifiesta Media

Este fin de semana, dos hombres cometieron un crimen de odio en Bogotá: agredieron físicamente a una pareja de hombres gay, y a las mujeres que los defendieron. Conocimos de primera mano el testimonio de una de ellas, quien nos contó los momentos de angustia que vivieron y lo que han vivido tras el hecho. Uno de los agresores haría parte de un grupo neonazi en Bogotá. ¿Hasta cuándo tendremos que registrar estos crímenes?

abril 11, 2022

La madrugada del pasado domingo, 10 de abril, Mayra Corredor se encontraba junto con su pareja y dos amigas más, esperando transporte para regresar a sus casas. Estaban frente al teatro Astor Plaza, en la localidad de Chapinero en Bogotá, cuando vieron cómo dos hombres, que salieron de la oscuridad de la noche, empezaron a atacar a golpes a una pareja de hombres gais que estaban al lado de ellas. Al segundo golpe, denunció Mayra a través de su cuenta de Twitter, uno de los hombres les gritó que: “Por maricas”.

"Empezamos a gritarles cosas para que dejaran de pegarles y entonces nos convertimos nosotras en el objetivo", cuenta ella en el hilo de denuncia que hizo por esta red social, y que hasta el momento ha alcanzado casi 12,000 retuits. Las mujeres lograron tumbar a uno de los agresores y quitarle un cuchillo que portaba. En respuesta, el otro tomó un palo y le pegó a la denunciante en la cara, cuenta ella, quien ahora tiene una herida de más de un centímetro en su rostro.

A pesar de que el celador del edificio salió a defenderles y les refugió en la portería, los hombres atacaban sin tregua: seguían tirando golpes y rompieron la puerta del edificio a punta de piedras, como se ve en el video del hilo. Las víctimas subieron por las escaleras del edificio, huyendo de los agresores, mientras les habitantes de los apartamentos salieron con palos y lo que tuvieran en sus casas para detenerlos. Uno de los hombres agredidos y el celador llamaron a la Policía pero no llegaron, asegura Mayra.

Después de poner su denuncia en la Fiscalía, Mayra nos contó cómo se ha desarrollado la situación tras la agresión a la que sobrevivieron junto a pareja y amigas. Luego de escapar de los agresores subiendo a uno de los apartamentos del edificio, el grupo de mujeres volvieron a bajar para encontrarse con una portería totalmente destruida, llena de escombros que les vecines estaban recogiendo. Los hombres habían huido.

"Yo hablé con uno de los chicos (agredidos) después, y lo único que hizo la Policía cuando llegó (después de la agresión), fue preguntar cómo estaban y si tenían heridas de gravedad", cuenta Mayra. Cómo no tenían heridas que comprometieran su vida, la Policía se fue sin hacer ninguna anotación ni tomar ningún testimonio. La pareja de hombres, cuenta ella, hicieron la denuncia virtual en la Policía ayer, domingo, por la tarde. "Ellos cuentan que están bien, físicamente recibieron un par de golpes pero nada grave.  Es más la afectación psicológica que tuvieron".

Mayra fue hoy, lunes, a realizar la debida denuncia por lesiones personales ante la Fiscalía. "Fui acompañada por funcionarios de Derechos Humanos de la Alcaldía", asegura ella, para quien esa compañía hizo toda la diferencia en el proceso ante la entidad. "Fue súper rápido, fueron súper amables (...) no tuve que esperar ni hacer filas. El proceso hubiese sido abismalmente distinto si hubiera ido sola".  Con Medicina Legal fue igual: "Había gente que llevaba esperando ahí horas y ya entré directamente".

La mujer asegura que entidades como la Secretaría de la Mujer la contactaron luego de su publicación, y que incluso la Fiscalía elevó la denuncia ante la Personería y la Defensoría del pueblo. Adicional a eso, cuenta que hoy las entidades del Distrito están tomando dos decisiones importantes: si empiezan a ofrecer recompensa por los dos agresores, y si activan un protocolo de seguridad para Mayra, debido a la exposición mediática que ha vivido desde el ataque homofóbico.

Uno de los agresores, identificado como Brayan Nemocón, presuntamente integraría grupos neonazis como el Comando Radical Nacionalista. "Se apareció gente para decir que era esa persona y que era peligroso porque hace parte de grupos neonazis. También porque entrevista a los postulantes para la Tercera Fuerza, entonces hay un historial, indica".

El grupo Tercera Fuerza es uno de los grupos neonazis más conocido y peligroso del país, con un historial bien registrado y repudiado de crímenes de odio contra varias comunidades, e incluso con presuntos nexos con grupos paramilitares. Asimismo, el Comando Radical Nacionalista, o CRN, ha participado presuntamente de crímenes de odio como atentar contra las conocidas 'escaleras de la diversidad', que se pintaron el año pasado en la Calle 89 con Carrera Séptima, en Bogotá. Según cuenta Mayra, la Alcaldía estaría iniciando una labor para relacionar la participación de este agresor en estos casos. Del otro hombre ya se conocieron algunos datos personales como su nombre, Andrés Lara, que se compartieron en Fiscalía, cuenta Mayra.

Asimismo el grupo de mujeres decidieron no responderle a "medios abiertamente de derecha", dice ella. "Fue una charla que tuvimos las cuatro, precisamente porque nos parece incongruente y una falta de respeto también que (esos medios) intenten cubrir ese tipo de casos porque manejan discursos violentos discriminatorios".

Esta agresión violenta y discriminatoria en la capital colombiana se suma a otros crímenes de odio recientes, como los 6 asesinatos en Medellín de hombres de la comunidad LGBTIQ+, en lo que va de 2022. En enero y febrero tuvieron lugar los primeros, y los otros cuatro en marzo. El último asesinato sucedió el 31 del mes pasado: Hernán Macías López, de 28 años, fue encontrado muerto en el centro de la capital antioqueña, al parecer desnudo y atado. 

De acuerdo con El Espectador, los asesinados tienen características en común: hombres gais, entre los 28 y 31 años. Tres de las víctimas presuntamente fueron atadas, asfixiadas y además les robaron sus objetos personales. En varios de los casos, las autoridades han determinado que los hombres utilizaron aplicaciones de citas como Gindr y que dieron su consentimiento para entrar a los asesinos a sus casas, o ingresar a hoteles. 

La Fiscalía le dijo a ese diario que para los dos primeros asesinatos ya hay personas capturadas e imputadas. Además, las investigaciones estudian en conjunto los cuatro asesinatos ocurridos en marzo. El grupo de fiscales ha recibido asesoría del despacho de la vicefiscal, Martha Mancera, para investigar bajo un enfoque diferencial, como resultado de la exigencia de organizaciones que luchan por los derechos de la población diversa como Caribe Afirmativo.

El periodista Felipe Morales Sierra encontró que el enfoque diferencial es necesario, además, porque la primera hipótesis que deben descartar las autoridades es que los hombres fueron asesinados por su orientación sexual. Si lo anterior se llega a probar, los culpables pagarían una condena mayor, pues serían crímenes basados en la intolerancia y la discrimanción. También sumaría a la pena el robo y las violencias que ejercieron contra ellos mientras estaban indefensos. 

Por su parte, el alcalde de Medellín Daniel Quintero anunció la creación de un equipo especial para el esclarecimiento de los seis crímenes.

Ante estos crímenes, centenares de personas se reunieron en Medellín el pasado seis de abril en la calle Barbacoas, en el centro de la ciudad. En redes sociales el numeral fue #VivxsNosQueremos

Plantón en Medellín

Y en Bogotá, el pasado jueves 7 de abril, para conmemorar a las víctimas y para exigir respeto y la garantía de sus derechos. En redes sociales se viralizó el numeral #VivirSinMiedo

Plantón en Bogotá

"Lo más preocupante es que se está reproduciendo la violencia a nivel nacional y entonces si no tenemos entidades que nos protejan, pues nos toca poner el cuerpo entre nosotros porque nada más se puede hacer", asegura Mayra al hacer una lectura nacional de lo que está ocurriendo. Para ella, la violencia contra la población LGTIQ+ ha recrudecido en los últimos meses. "Sí ha aumentado mucho también porque estamos en elecciones, y por la coyuntura. Es el hecho de poner también la cara y hacer esto mediático porque necesitamos tener resultados favorables en las elecciones, si no va a ser mucho peor y por lo menos yo no estoy dispuesta".

¿Dispuesta a qué? Le preguntamos a Mayra. "No estoy dispuesta a ceder el territorio que nos ha costado tanto ganar. A perder los derechos que tenemos. A salir con miedo a la calle", afirma ella. Junto a su pareja y sus amigas se siguen recuperando psicológicamente tras lo sucedido, esperando que se haga justicia.

***

Sigue a MANIFIESTA en Instagram,Twitter y Facebook.


Más de

El caso más reciente de cura funcional de VIH

La noticia de una paciente curada de VIH en España llenó de esperanza a la comunidad médica y les pacientes que viven con el virus. Se trata de una mujer en Barcelona que sin tomar antirretrovirales tiene carga indetectable hace quince años. ¿Cuál es el mecanismo de esta cura, por qué se le llama ‘funcional’ y en qué se diferencia de casos anteriores?

Café, con aroma de machismo de los noventa

La retransmisión de la clásica novela de los años noventa es una oportunidad perfecta para analizar cuáles eran los estereotipos de hombres, mujeres, y las formas de relacionamiento amoroso aceptadas. La conclusión de Lilo Peñuela, en esta columna, es que debemos ponernos las gafas moradas para revisar esta producción a los tiempos de hoy.

Clemencia Carabalí: “El mejor asesor de un ministro debería ser el pueblo”

La nueva Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer lleva más 30 años siendo lideresa en el norte del Cauca, una de las zonas más violentas del país. Ha sobrevivido decenas de amenazas, dos exilios y un atentado con granadas, del que también salió ilesa Francia Márquez. En conversación con Clemencia Carabalí, nos queda claro que la suya no será una labor limitada a un nombramiento.

9S: en Bogotá sí hubo una masacre

Hoy se cumplen dos años desde que la fuerza policial arremetió contra la vida de 11 a 14 jóvenes en Bogotá durante la pandemia. En su nueva columna, Simona recuerda a las víctimas mortales, honra a sus familias y nos cuenta en qué van estos casos. El panorama es de casi total impunidad.

Back to Top

© MANIFIESTA 2021 Todos Los Derechos Reservados

Términos y Condiciones

Política de Privacidad