facebook twitter instagram youtube tiktok

Esto es lo que podemos esperar de la representación femenina en el próximo Congreso

Por Laura Natalia Cruz Cañón

En 10 días son las elecciones legislativas y tendremos la oportunidad histórica de escoger entre muchas candidatas mujeres de diversos partidos. Algunas son feministas y abiertamente defenderán nuestros derechos. Pero otras llegarán al próximo Congreso con una agenda que puede acabar con conquistas que hemos logrado gracias a los movimientos de mujeres.

marzo 3, 2022

A finales de 2019, un síntoma se volvió presagio en Colombia: sus calles se llenaron de personas hastiadas del gobierno de su país. La pandemia le puso freno a las manifestaciones, y a las muestras de brutalidad policial. Pero la inconformidad social siguió, y se agudizó con la cuarentena. 

En 2021, el rechazo de una reforma tributaria que atentaba contra un pueblo entero en recesión se sumó a la emergencia sanitaria. ¿El resultado? Un estallido social como nunca habíamos visto en la historia reciente de nuestro país, y una brutalidad policial en igual medida. También, un movimiento feminista vital, con miles de mujeres que salimos a exigir el fin de la violencia y el derecho al aborto legal, seguro y gratuito, que se acaba de despenalizar hasta las 24 semanas.

Esa es la antesala de las próximas elecciones legislativas, que tendrán lugar el próximo 13 de marzo. Varios de los liderazgos que surgieron durante el estallido social intentarán sacar sus luchas de la calle para llevarlas al Congreso. Quizá también veremos legisladores separados de partidos políticos tradicionales. 

Con este panorama en transformación las mujeres, y nuestros derechos, tenemos un papel protagónico. Por un lado, de acuerdo con el censo electoral de la Registraduría, somos 20.031.855 mujeres que podemos votar frente a 18.788.046 hombres: hay una diferencia de 1.243.809 votos que puede ser decisiva si las mujeres queremos hacer oír nuestra voz en las urnas. Por otro lado, y quizá ahora más que nunca, hay varias candidatas a Cámara y Senado que se definen como feministas. Sus propuestas, en algunos casos, lo reflejan: priorizan atender problemas de salud sexual y reproductiva. Le apuestan a la reactivación económica y la educación con un enfoque de género, algo sin precedentes en nuestra historia.

Sin embargo, no significa que toda mujer en campaña que diga defender los derechos de las mujeres, lo haga. Tampoco quiere decir que tener más mujeres en el legislativo sea un logro para el resto de nosotras. Ya lo hemos dicho antes: la representación no es una garantía de avance para nuestros derechos si no existen agendas feministas. Y también sabemos que donde haya paridad no necesariamente hay un partido político realmente comprometido con esta.

En Manifiesta hicimos una revisión exhaustiva del listado de candidatas al Senado y a la Cámara de representantes, analizamos sus propuestas y creamos dos grupos, de acuerdo con su postura ideológica y agenda. Por un lado están las que se reconocen públicamente como feministas y han defendido temas como la despenalización del aborto, derechos sexuales y reproductivos, una vida libre de violencias y los derechos de la comunidad LGBTIQ+. Por otro lado, están las candidatas que parten de sus convicciones religiosas y morales para proponer una agenda que podría atentar, o ya ha atentado, contra los derechos adquiridos por mujeres y diversidades sexuales.

Conformar estos grupos no fue una tarea sencilla, y no están incluidas absolutamente todas las mujeres que revisamos. Partimos de una idea principal: la participación de las mujeres es fundamental en el Congreso, independientemente de si son feministas o no, porque la representación es el primer paso para una democracia más equitativa. También somos conscientes de que los feminismos son tan diversos como las mujeres y sus propuestas. Y sobre todo: la defensa por los derechos de las mujeres puede ser un caballito político popular para candidatas al Congreso que en realidad se oponen a ideas esenciales para los movimientos feministas. 

Esperamos que este listado contribuya a reconocer la labor de las mujeres dentro de la contienda electoral, y a que ustedes puedan votar el próximo 13 de marzo de manera más informada. 

Las candidatas feministas 

Nunca antes habíamos tenido tantas candidatas abiertamente feministas en sus campañas. De este grupo, varias candidatas reconocen las desigualdades que sufrimos las mujeres y buscan combatirlas a través de sus propuestas. Según Juliana Hernández, directora ejecutiva de Artemisas, este es un momento histórico. “En casi todos los partidos del centro hacia la izquierda encuentras candidatas feministas o con agenda de mujeres. Ya pueden salir a decir que son feministas, al menos pueden enunciarse. No tienen que camuflarse y luego salir a decir que son feministas después de haber sido elegidas”.

Es muy importante dejar claro que no están absolutamente todas las mujeres que se enuncian como feministas o defensoras de los derechos de las mujeres. Nuestro filtro para crear este listado fue la incidencia política directa, ya sea en agendas programáticas, proyectos de ley o propuestas concretas para impactar de manera positiva la vida de las mujeres y comunidades diversas en Colombia. En nuestra búsqueda, por ejemplo, encontramos varias candidatas que se declaran feministas pero que no cuentan con acciones de insidencia concretas a favor de las mujeres. Incluso hay algunas candidatas que escasamente cuentan con redes sociales y no fue posible averiguar qué esperan defender si llegan al Congreso.

Estamos listas: el primer partido político feminista de Colombia

En 2019, como movimiento político, obtuvieron un lugar en el Concejo de Medellín con Dora Saldarriaga, y quieren llegar al Congreso con una lista cerrada conformada en su mayoría por mujeres y disidencias de género. Con sus propuestas, Estamos Listas le apuesta a transformar la forma de hacer política en Colombia construyendo un Estado Feminista. A este lo definen como “Descentralizado, plurinacional, multicultural y que reconozca la diversidad. Al servicio de la gente. Por eso tenemos en nuestras prioridades la transición democrática, la justicia económica, social y ambiental, y la construcción de un futuro en paz.”

Narrar para vivir: mujeres sobrevivientes al conflicto

Esta es una organización de mujeres víctimas de la violencia en 15 municipios de los Montes de María, quienes desde el año 2000 decidieron juntarse como estrategia de resistencia civil. Actualmente buscan una curul a la Cámara de Representantes por la Circunscripción Transitoria Especial de Paz, CITREP, 8 (que agrupa municipios de los departamentos de Sucre y Bolívar). Esta circunscirpción busca la representación política de las zonas más afectadas por el conflicto armado. Mayerlis Angarita, creadora de la organización, encabeza la lista de este movimiento.

Diana Rodríguez Uribe, Alianza Verde

A pesar del escándalo por una valla revictimizante para las sobrevivientes de violencia sexual, que puso Diana con Juanita Goebertus, esta candidata a la Cámara por Bogotá lleva años trabajando por los derechos de las mujeres. Se considera feminista y fue Defensora delegada para los derechos de las mujeres y asuntos de género de la Defensoría del Pueblo. Sus propuestas están organizadas en tres ejes: avanzar en la igualdad de derechos a través de acciones como la creación del Sistema Nacional de Cuidado, que permita que las mujeres tengan mayor tiempo para estudiar, trabajar y descansar. Subsidios o beneficios tributarios a las empresas que contraten mujeres. También control político a instituciones encargadas de aplicar los protocolos de atención a mujeres víctimas de violencia. 

Viviana Vargas Vives, Nuevo Liberalismo

Esta candidata es una de las caras nuevas que quiere llegar al Senado. Es abogada barranquillera y lleva más de 10 años haciendo activismo por los derechos de las mujeres, sobre todo las sobrevivientes de violencia sexual, como ella. Es abiertamente feminista y como candidata al Senado por el Nuevo Liberalismo propone un real acceso a la justicia para “Niñxs, adolescentes y mujeres”, así como “Participación e incidencia” para ellas.    

Natalia Munevar, Pacto Histórico

Es candidata a la Cámara de representantes del Pacto Histórico por los colombianos en el exterior. Natalia fue líder estudiantil durante varios años en Pereira, pero tuvo que huir a España en 2006 por amenazas en su contra. Ha trabajado con el partido español Podemos, en el Parlamento Europeo, y fue asesora de la campaña presidencial de Aida Avella en 2014. De sus 10 propuestas destacamos el punto sobre garantías de cuidados. En este propone crear programas de protección para las mujeres colombianas víctimas de violencias machistas en el exterior, así como defender los derechos laborales de las migrantes, entre otros. 

Sandra Borda, Nuevo Liberalismo

Es común ver a esta reconocida analista política y académica debatiendo en diferentes medios de comunicación. Ahora participará por primera vez en política y lo hará de la mano del Nuevo Liberalismo como candidata al Senado. Sandra ha sido constante en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Entre sus propuestas están la “Reactivación económica incluyente” con la que busca priorizar la contratación de mujeres cabeza de hogar y menores de 35 años. Igualmente, en su cuenta de Twitter publicó otro listado de propuestas llamado Las mujeres primero. Allí incluye crear subsidios para el cuidado de hijes, protección a mujeres rurales, articulación de las comisarías de familia y juzgados de familia, entre otras.

Angélica Lozano, Alianza Verde

Más allá de los cuestionamientos que ha recibido por apoyar a la Coalición de la Esperanza, mientras otros miembros de su partido Alianza Verde como Inti Asprilla son más cercanos al Pacto Histórico, ella ha sido una de las pocas mujeres en el Congreso con propuestas abiertamente feministas. Ya fue representante a la Cámara por Bogotá en 2014 y actualmente es Senadora del partido. En su activismo y actividad legislativa ha promovido la igualdad para las personas de la comunidad LGBTIQ+. Esto, con labores como la creación del Centro comunitario LGBTI cuando fue alcaldesa local de Chapinero. También ha presentado proyectos de ley sobre paridad política, higiene menstrual y ahora apoya el proyecto de ley sobre la endometriosis. Sus propuestas para las mujeres las pueden consultar aqui.     

Yolanda Perea, Nuevo Liberalismo

Es una reconocida líder social y defensora de derechos oriunda de Riosucio, Chocó. Fue víctima del conflicto armado y sobreviviente de violencia sexual. Desde su activismo, visibiliza la situación de mujeres que han vivido las mismas violencias que ella y a las empleadas domésticas, oficio que también ha ejercido. Hace parte de la Mesa Nacional de Víctimas. Como candidata al Senado por el Nuevo Liberalismo promueve la rejuntancia social, un concepto que se refiere a la resolución de problemas en comunidad .    

Camila Quintana, Alianza Verde

Candidata a la Cámara de representantes de Bogotá por este partido. Ha sido docente, asesora y consultora sobre inclusión, diversidad y género para ONGs y empresas privadas. Es feminista y es su primera vez participando en política electoral. Una de sus propuestas de campaña es promover la equidad de género, aunque no explica a fondo cómo haría esto, y combatir la explotación sexual y comercial de niñas, niños y adolescentes. 

Gina Potes, Nuevo Liberalismo

Es la primera víctima registrada de ataques con agentes químicos en Colombia. Como sobreviviente de violencia de género, Gina ha acompañado la creación de leyes y protocolos de atención a víctimas de ataques con químicos. Sus propuestas como candidata a la Cámara por Bogotá son fortalecer el sistema de alertas tempranas de la Defensoría del Pueblo, el acceso a salud mental gratuita y de calidad, y la independencia económica de las mujeres, entre otras.

Jennifer Pedraza, Coalición Centro-Esperanza 

Es una de las líderes estudiantiles más reconocidas del país, y  ahora espera llegar a la Cámara de Representantes de Bogotá. Sus propuestas se enfocan en promover la vida digna, e incluyen tumbar las barreras que impiden a las mujeres acceder a la educación y al empleo. Jennifer es otra de las candidatas que promoverá la creación del Sistema Nacional de Cuidado.

Katherine Miranda, Alianza Verde

Es la segunda vez que se lanza a la Cámara de Representantes por Bogotá y ahora es cabeza de lista de su partido. En su primer periodo como congresista fue la autora de la ley de imprescriptibilidad para los casos de violencia sexual contra niñas y niños. También presentó la ley para crear el delito de acoso sexual en el espacio público y la ley para dar la licencia de paternidad a las mujeres cuando el padre está ausente. En sus propuestas de desarrollo sostenible, Katherine se compromete a reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres, defender el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y crear más espacios de participación política para nosotras, entre otras.

Mabel Lara, Nuevo Liberalismo

La periodista y presentadora de noticias es la cabeza de lista y, como Sandra, es la primera vez que participa en política. Entre sus propuestas está brindar oportunidades económicas a las mujeres afrodescendientes. Aunque buscamos en su página web y redes sociales qué acciones específicas contempla esta propuesta, no encontramos mucha información al respecto.  

Dalila Hernández - Fuerza Ciudadana

Es activista feminista y candidata al Senado por el partido Fuerza Ciudadana. Hace parte de Politikonas, un grupo que promueve el liderazgo y la participación política de las mujeres. Promueve la justicia para las mujeres, la niñez y la alimentación saludable como derecho.

Ana Carolina Arboleda-Partido Verde

Es la primera en la lista de candidatos a la Cámara de Representantes por Antioquia. Uno de sus tres programas bandera es la equidad de género, derechos humanos de las mujeres, reconocimiento de la diversidad y entornos libres de discriminación. Hace poco fue noticia por haber instalado una bandera LGBTIQ+ en el puente de la Aguacatala en Medellín. Dijo haberlo hecho para demostrar que en Colombia hay espacio para las personas sin importar su orientación sexual y afirmó que, de llegar al Congreso, trabajará por los derechos de la población LGBTIQ+. 

Angélica Martínez-Nuevo Liberalismo

Como sobreviviente de violencia sexual Angélica busca romper el silencio y representar en el Congreso a las mujeres que como ella han sido vulneradas. Es candidata al Senado por el Nuevo Liberalismo y  entre sus propuestas están promover una ley de igualdad de oportunidades, apoyar iniciativas en favor de la higiene menstrual y fortalecer el aparato de justicia para que atienda efectivamente a víctimas de violencias basadas en género. 

Luz Marina Múnera- Pacto Histórico

Fue concejal de Medellín por el Polo Democrático y defensora de los derechos humanos. Se ha expresado públicamente en favor de la despenalización del aborto y de regular el trabajo sexual. Buscamos en sus redes sociales pero no encontramos propuestas concretas al respecto.

Las antiderechos    

Este listado fue especialmente difícil de construir porque muchas candidatas dicen defender y proteger a las mujeres. Algunas, incluso siendo congresistas, han presentado proyectos de ley que efectivamente ayudan a cerrar la brecha entre hombres y mujeres. Nuestro dilema era entender cómo una mujer se opone a derechos como el aborto, mientras lucha por proteger el empleo femenino y combate la violencia contra las mujeres ¿Esto hace sus propuestas menos válidas? 

De acuerdo con Juliana Hernández, lo más importante es que lleguen más mujeres a espacios de decisión, no importa de qué corriente sean. “A las mujeres se nos exige ser feministas, algo que no sucede con los hombres, pero además no puedes ser cualquier feminista, tienes que ser la feminista perfecta, que aboga por todas las causas. Eso es muy patriarcal porque nadie tiene la autoridad moral para decirnos qué banderas tomar o a qué partido unirnos”. 

Las candidatas de esta lista tienen algo en común: su orientación no es solo política, sino religiosa. Muchas parten de sus valores católicos y cristianos para presentar una agenda que defiende la familia tradicional y la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Pero usar la fe como herramienta de participación política es muy problemático para la democracia, afirma Sandra Mazo, directora de Católicas por el Derecho a Decidir. “Estas candidatas tienen una trayectoria de feligresía religiosa desde la cual se han situado para llegar al Congreso, que es una institución democrática, laica, en la que impera una ética pública, donde se defienden los derechos de una comunidad en general y no de una feligresía en particular”, explica. “Yo no estoy diciendo que ellas no puedan llegar al Congreso por sus convicciones religiosas, claro que pueden, pero es muy complicado que quieran convertirlo en una tribuna religiosa y que pretendan saltarse las reglas de la democracia para imponer sus valores morales. Ahí se está vulnerando el Estado laico”.

En esta sección dejamos a las candidatas que se oponen abiertamente al aborto, a los derechos sexuales y reproductivos y que además atacan a la comunidad LGBTIQ+. Sin embargo, no quiere decir que ellas estén totalmente en contra de los derechos de las mujeres, algunas los apoyan, pero desde una orilla alejada a la del feminismo.  

Nos une Colombia

Es la alianza entre los partidos confesionales MIRA y Colombia Justa Libres. Por su origen religioso (el MIRA es fundado por los pastores de la Iglesia De Dios Ministerial de Jesucristo Internacional y Colombia Justa Libres agrupa algunas iglesias evangélicas) están en contra del aborto, los derechos de las personas LGBTIQ+, los derechos sexuales y reproductivos y la eutanasia. 

Sin embargo, el caso del MIRA es particular, pues ha ayudado a promover los liderazgos femeninos y le apunta a la paridad: es de los pocos partidos que actualmente tiene a una mujer como cabeza de lista al Senado, Ana Paola Agudelo, y una candidata a la presidencia, Aydee Lizarazo. Sus congresistas han apoyado leyes como la creación de la Comisión legal para la equidad de la mujer, la ampliación de la licencia de maternidad, la igualdad salarial, entre otras.

Sara Castellanos y las candidatas cristianas del partido Liberal

Fue concejal de Bogotá por el Partido Liberal con la votación más alta del país. Renunció en 2021 para lanzarse al Congreso de la República por el mismo partido. Es una mujer cristiana, su familia es la creadora de la iglesia Misión Carismática Internacional, su bandera principal es ‘defender la vida y la familia’ y se denomina a sí misma provida. 

En su campaña se han presentado hechos cuestionables. El medio Vorágine publicó la denuncia de una feligresa de la iglesia de Castellanos, en la que afirma que les piden a sus creyentes conseguir 25 votos semanales para lograr la meta que necesitan. Recientemente y luego de que la Corte Constitucional despenalizara el aborto hasta la semana 24, Sara lidera la iniciativa Referendo por la vida, que busca consultar a la ciudadanía vía referendo si están de acuerdo o no con el aborto. 

Además de Sara, hay dos mujeres cristianas en el Partido Liberal que se lanzan a la Cámara de representantes y que apoyan el Referendo por la vida: Johana Chávez por el departamento de Santander y Clara Lucía Sandoval (quien también es pastora de Misión Carismática) por Bogotá.  

Esperanza Andrade y la bancada provida 

Es la vocera del Partido Conservador en el Congreso. Allí integra la comisión legal para la equidad de la mujer y es la segunda vez que se presenta al cargo por esta colectividad. Esperanza es un buen ejemplo de una mujer en contra del aborto y otros derechos sexuales y reproductivos, pero que al mismo tiempo dice defender a las mujeres. Según su página web, sus tres pilares son la familia, las mujeres y los niños. Como Senadora ha defendido la participación política de las mujeres y el apoyo para ellas durante el embarazo y el puerperio para prevenir el abandono de menores. Esta candidata integra la bancada provida, congresistas que se unieron para “Defender la vida desde la concepción hasta la muerte por causas naturales”. A este grupo que se opone al aborto y a la eutanasia pertenecen estas congresistas que vuelven a lanzarse:

  • Amanda Rocío González: Senadora del Centro Democrático. Esta vez se lanza por Cambio Radical, pues su actual partido le negó el aval. Ha apoyado proyectos de ley como el de reglamentar el parto en casa y el de fomentar el desarrollo empresarial femenino. Esto dijo sobre el fallo de la Corte para despenalizar el aborto hasta la semana 24.
  • Paola Holguín (Centro Democrático): Es la tercera vez que se lanza al Senado por el Centro Democrático. Luego de revisar su página web no encontramos ningún proyecto de ley de su autoría o que haya apoyado en el que defienda los derechos de las mujeres. Esto es lo que ha dicho sobre la despenalización del aborto.
  • Milla Patricia Romero:  Ha sido dos veces Senadora del Centro Democrático en reemplazo de Ruby Chagüí (de agosto a diciembre de 2015) y de Álvaro Uribe (de agosto de 2020 a la fecha). Es abiertamente provida y en 2021 presentó el proyecto de ley para proteger el derecho a nacer. Se ha hecho conocida en redes sociales por sus videos en contra del aborto. 
  • Margarita Restrepo: Es la tercera vez que se lanza a la Cámara de Representantes por Antioquia. En su trayectoria legislativa ha apoyado proyectos de ley como el de libertad de crianza y de protección a la maternidad. Esta es su posición contra la despenalización del aborto.

Ángela Vélez Escallón, Movimiento Salvación Nacional

Se denomina activista por la vida y la familia, trabajó con el líder conservador Álvaro Gómez Hurtado durante la campaña a la Constituyente de 1991. Esta es la primera vez que se lanza al Congreso por el Movimiento de Salvación Nacional. Según un video de presentación en su perfil de Facebook, ella y su familia promueven “Una educación basada en valores, la defensa de los niños no nacidos y la lucha por el empoderamiento de las mujeres”. 

También fundó la Red Familia Colombia y es activista de la campaña Zona Libre de Aborto. En la página de la Red Familia Colombia encontramos artículos contra lo que denominan ideología de género y donde acusan sin pruebas a grupos LGBTIQ+ de promover reducción de “las edades de consentimiento en todo el mundo para permitir que los adolescentes participen en actividades sexuales libremente y sin ‘estigma’”.

Johanna González, Centro Democrático

Candidata a la Cámara de Representantes en Santander. Es esposa de Edwin Ballesteros, Representante a la Cámara del Centro Democrático quien renunció a su curul en 2021 tras investigaciones de la Corte Suprema de justicia por corrupción cuando gerenció la Empresa de Servicios Públicos de Santander. La Silla Vacía reveló que su campaña manda mensajes de Whatsapp a beneficiarios del programa Ingreso Solidario (datos como los números de celular son confidenciales) explicándoles cómo votar por ella. En sus propuestas dice defender la familia, la vida y se opone al aborto. Promueve la creación del Ministerio de la Familia. Fue criticada en redes sociales por un video de campaña donde hace comentarios discriminatorios y homofóbicos.

***

Aclaración: Las propuestas de Camila Quintana sí están claras en su página web y, dentro de ellas promueve la equidad de género como un enfoque transversal, con acciones como licencias paritarias, reconocimiento legal de unidades domésticas diversas, luchar contra explotación sexual y comercial de menores, despenalización del aborto, y tipificar el transfeminicidio, entre otras.

***

Recuerda seguir a Laura en Twitter y sigue MANIFIESTA en Twitter e Instagram.

El caso más reciente de cura funcional de VIH

La noticia de una paciente curada de VIH en España llenó de esperanza a la comunidad médica y les pacientes que viven con el virus. Se trata de una mujer en Barcelona que sin tomar antirretrovirales tiene carga indetectable hace quince años. ¿Cuál es el mecanismo de esta cura, por qué se le llama ‘funcional’ y en qué se diferencia de casos anteriores?

Café, con aroma de machismo de los noventa

La retransmisión de la clásica novela de los años noventa es una oportunidad perfecta para analizar cuáles eran los estereotipos de hombres, mujeres, y las formas de relacionamiento amoroso aceptadas. La conclusión de Lilo Peñuela, en esta columna, es que debemos ponernos las gafas moradas para revisar esta producción a los tiempos de hoy.

Clemencia Carabalí: “El mejor asesor de un ministro debería ser el pueblo”

La nueva Consejera Presidencial para la Equidad de la Mujer lleva más 30 años siendo lideresa en el norte del Cauca, una de las zonas más violentas del país. Ha sobrevivido decenas de amenazas, dos exilios y un atentado con granadas, del que también salió ilesa Francia Márquez. En conversación con Clemencia Carabalí, nos queda claro que la suya no será una labor limitada a un nombramiento.

9S: en Bogotá sí hubo una masacre

Hoy se cumplen dos años desde que la fuerza policial arremetió contra la vida de 11 a 14 jóvenes en Bogotá durante la pandemia. En su nueva columna, Simona recuerda a las víctimas mortales, honra a sus familias y nos cuenta en qué van estos casos. El panorama es de casi total impunidad.

Back to Top

© MANIFIESTA 2021 Todos Los Derechos Reservados

Términos y Condiciones

Política de Privacidad