facebook twitter instagram youtube tiktok
  • Inicio
  • NOTAS
  • Respondemos a las mentiras sobre aborto de candidatos en campaña electoral

Respondemos a las mentiras sobre aborto de candidatos en campaña electoral

Por Manifiesta Media

Recopilamos y respondimos algunos de los argumentos de candidatos y candidatas sobre la despenalización del aborto, con el objetivo de que la discusión no se ahogue en la capitalización política de la desinformación y las mentiras.

febrero 24, 2022

Esta nota es un esfuerzo colectivo entre Cerosetenta y MANIFIESTA por crear conversaciones y cubrir este fallo histórico de la Corte Constitucional.

La Corte Constitucional despenalizó el aborto en Colombia hasta la semana 24. Y no pasó mucho tiempo para que la discusión pública y las redes sociales se inundaran de reacciones que rechazan la decisión. En el centro de esas reacciones, y haciendo uso de sus vocerías, varias figuras políticas aprovecharon para criticar la decisión de la Corte. Criticar su rol, argumentar que iba en contra de la vida o exponer las distintas y “mejores” formas en que se hubiera podido tomar la decisión. 

Esas declaraciones, que hicieron candidatos al Congreso y a la Presidencia, y hasta el mismo jefe de Estado, Iván Duque, no se pueden leer por fuera del contexto electoral que atraviesa el país. Opinar en campaña sobre un tema que ha sido complejo y espinoso en la legislación nacional puede ser fácilmente una capitalización discursiva para impulsar la candidatura. De hecho, algunos candidatos aprovecharon la oportunidad para declarar que liderarían iniciativas para tumbar la decisión de la Corte.

El problema es que la mayoría de esos argumentos, en contra de la despenalización del aborto, recurren a información engañosa o incompleta. Esta estrategia deteriora la calidad del debate que el país puede tener sobre un tema que afecta la vida y los derechos de millones de mujeres y niñas. Por eso recopilamos y respondimos algunos de los argumentos de candidatos y candidatas sobre la despenalización del aborto para que la discusión no se ahogue en la capitalización política de la desinformación y las mentiras.

Iván Duque, Presidente de la República

Postulado: "Jurídicamente yo creo que aquí se está rompiendo el tema de la ‘Cosa juzgada constitucional’ hacia el año 2006. Ya la Corte había establecido tres razones excepcionales para que se pudiera hacer una IVE".

Respuesta: Es cierto que la Corte se pronunció sobre el aborto en 2006 con la sentencia C-355. La cual fijó las tres causales que ahora permanecen después de las 24 semanas: violación, malformación del feto o riesgo de muerte para la madre. Pero fue precisamente la ineficacia de ese marco normativo, que en la realidad se encontró con dilaciones e interpretaciones restrictivas de la ley, lo que creó la necesidad de volver a juzgar sobre el tema.

En 2006 la discusión en la Corte fue distinta a la que se tuvo ahora. Ese años, la Corte no tuvo en cuenta la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con su decisión. Por ejemplo, cuando muchas niñas y mujeres solicitaban Interrupciones Voluntarias del Embarazo ante sus EPS o IPS, se encontraban con personal de salud que no las asesoraba bien, omitían información sobre IVE o las juzgaban. En muchas ocasiones el proceso era tan tortuoso, que desistían. Tampoco se consideró que penalizar no iba a ser suficiente para proteger el bien jurídico de la vida en gestación. Y, más bien, afectaba a las mujeres en situación de vulnerabilidad y en situación migratoria irregular.

Postulado: "A las 24 semanas, estamos hablando ya no de una vida en gestación, sino de una vida ya con expectativa de nacer. Estamos hablando de interrumpir una vida que tiene un proceso de evolución muy claro. Me parece que en ese sentido cinco personas no pueden fijar un lineamiento para toda la nación en un tema tan sensible"

Respuesta: Ninguna mujer con la necesidad de abortar va a esperar hasta los cinco meses y medio para hacerlo. Como lo han repetido una y otra vez las voceras del movimiento Causa Justa, más del 80% de los abortos en Colombia se hacen en el primer trimestre. El plazo de las 24 semanas es una garantía para las mujeres y niñas que enfrentan barreras de acceso. Así como retrasos y dilaciones en las EPS, IPS y personal médico. 

Según La Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres, entre el 10% y el 15% de IVEs se hacen en el segundo trimestre. Generalmente a menores víctimas de violación que no sabían que estaban embarazadas. También a mujeres en la ruralidad que sufren todo tipo de barreras para acceder a un aborto. Las cifras muestran que menos del 1% de las mujeres en el país acceden a un servicio de aborto más de una vez en su vida. Las que lo hacen son mujeres en contextos de vulnerabilidad extrema: con dificultades económicas o en contextos de migración, de pobreza o de desigualdad en los que no pueden acceder a métodos anticonceptivos. 

Por otro lado, decir que cinco personas no pueden tomar una decisión de carácter nacional es desconocer completamente el rol de la Corte Constitucional y el funcionamiento de la democracia colombiana.

Postulado: "Esta situación no se puede convertir en que el aborto en Colombia se vuelva un mecanismo anticonceptivo. Debemos abordar esta discusión en el estamento que verdaderamente compete que es el Congreso de la República".

Respuesta: Partiendo puramente de la lógica, decir que el aborto es un método anticonceptivo es una falacia: los anticonceptivos previenen un embarazo. Si ya hubo concepción, el aborto no puede ser método anticonceptivo. Además la evidencia indica, según mujeres integrantes de Causa Justa, que entre menos regulaciones penales haya para abortar, las mujeres pueden ir más tranquilamente al sistema de salud. Así, hasta el 90% de ellas sale con un método anticonceptivo para evitar un nuevo embarazo no deseado.

David Barguil, precandidato presidencial de la Coalición Equipo por Colombia

Postulado: "Vamos a liderar una reforma a la Constitución que impida y prohíba que se cumpla la decisión de la Corte".

Respuesta: El mismo presidente Duque explicó que esto no se puede hacer. Lo primero es que el referendo es un mecanismo de participación para que la ciudadanía apruebe o rechace normas jurídicas. Para convocar a un referendo sobre aborto, entonces, debe surgir una ley que sea aprobada por el Congreso de la República. Luego de ese proceso complejo, esa ley debe pasar por una prueba de constitucionalidad que hace la Corte, la misma que acaba de decidir sobre el aborto legal hasta las 24 semanas. Lo más probable es que si esa ley logra llegar a la Corte, esta tumbe un referendo.

El referendo tampoco es una herramienta viable para atacar esta sentencia porque no se puede someter a votación de mayorías las decisiones sobre derechos fundamentales. Por eso, un referendo que quisiera limitar el aborto, reconocido por la Corte como un derecho fundamental ligado al derecho a la salud, estaría restringido por la Constitución.

Sara Castellanos, candidata al Senado por el Partido Liberal

Postulado: “24 semanas ya son seis meses de embarazo donde el bebé ya está totalmente formado y puede sobrevivir fuera del vientre de su madre. Es por eso que junto con mi equipo radicaré un referéndum donde seamos los colombianos los que decidamos si se les va a negar el derecho de nacer a estos millones de colombianos o si se va a promover la vida y el derecho de vivir”.

Respuesta: Para empezar, solo el 2 por ciento de los abortos se realizan después de la semana gestacional 20. Son muy pocos, no son “millones de colombianos”. Y la verdad es que ninguna mujer o niña quiere esperar hasta ese punto para poder acceder a la IVE. Aquí lo importante son las mujeres que se estarían salvando de maternidades forzadas, la calidad de vida de esas mujeres y el impacto sobre la calidad de vida de niños y niñas no deseados. 

De acuerdo con una investigación del Centro Nacional de Colaboración para la Salud Mental (NCCMH) del Reino Unido, que revisó 44 estudios en los que participaron miles de mujeres en todo el mundo, el riesgo de que una mujer sufra ansiedad o depresión en condiciones normales después de una IVE es entre el 11 y el 12 por ciento. Estas tasas aumentan el triple entre mujeres con un embarazo no deseado. Es decir, las mujeres y niñas que son obligadas a parir tienen un riesgo entre el 33 y 36 % de sufrir de depresión o ansiedad.

Y lo del referendo ya se explicó.

Federico Gutiérrez, precandidato presidencial de la Coalición Equipo por Colombia

Postulado: “Yo creo que el Estado y el sistema de salud lo que tiene que darle a una madre, a una mamá, a una mujer que no quiere tener su hijo, acompañamiento psicológico, salud mental, abortar no es la única opción”.

Respuesta: La sentencia C-355 de 2006 ya contempla eso, que el aborto no es la única opción y no obliga a ninguna mujer a hacerlo. La decisión que acaba de tomar la Corte tampoco lo hace. De hecho, las mujeres ya tienen el derecho a contar con asesoría en las opciones que tienen ante un embarazo no deseado. Además de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, pueden optar por seguir con la gestación y asumir la crianza o dar el producto de la gestación en adopción. 

Respecto al acompañamiento psicológico, la sentencia de 2006 también lo contempla. Si el caso lo amerita, la jurisprudencia al respecto recomienda que quien orienta, evalúe la necesidad de buscar apoyo en salud mental previa y posteriormente a la IVE. Sobre todo en los casos de malformación fetal. En general, en estos casos las mujeres quieren ser madres, pero la malformación del feto no permite que el embarazo continúe. En esos casos, tomar la decisión es un duelo para ellas y el acompañamiento debe ser brindado. 

Ahora, el propio Ministerio de Salud cita investigaciones que demuestran que el impacto de la IVE en la salud mental de las mujeres, incluyendo las adolescentes, no aumenta el riesgo de enfermedad psicológica. Como sí lo hace la continuación de un embarazo no deseado hasta el parto.

José Jaime Uscátegui,  Representante a la cámara de Bogotá por el partido Centro Democrático

Postulado: “Para qué servimos los congresistas si cinco magistrados a puerta cerrada toman las decisiones por el pueblo colombiano desconociendo la voluntad de la mayoría de nosotros (...) por eso venimos a decirle a la Corte que la cagó y que necesitamos equilibrio de poderes. No vamos a aceptar la dictadura de los jueces”.


Respuesta: Las mujeres sí intentamos pasar la despenalización por el Congreso durante muchos años. De 1975 a 2002 se presentaron al menos ocho proyectos de ley relacionados con la despenalización del aborto, ninguno prosperó. Asimismo, durante la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 se intentó incluir la despenalización del aborto. Es decir, la voluntad política del brazo legislativo para avanzar por nuestros derechos ha sido históricamente inexistente. Esta falta de voluntad política nos hizo buscar, desde inicios de los años 2000, otras alternativas como la Corte Constitucional, que tenía la competencia de evaluar si la reglamentación sobre aborto estaba de acuerdo o no con la Constitución. Una leída al fallo de la Corte haría evidente que el equilibrio de poderes existe, pues la Corte ordena al Congreso implementar a través de política pública integral lo que ya decidió.

Oswaldo Ortiz, Candidato al Senado por el Partido Centro Democrático

➡️ Postulado: "Cinco personas decidieron por 50 millones de colombianos (...) Sí, el cuerpo es tuyo, pero seis meses ¿en serio?"

Respuesta: No. Detrás de la despenalización parcial hay miles, millones de mujeres colombianas que vienen luchando hace décadas por el derecho a decidir. También por mayor acceso a anticonceptivos y por educación sexual para todes. Además, ya entendimos que para los antiderechos el plazo de 24 semanas se convirtió en la estrategia para desinformar y sembrar miedo. Abortar lo más temprano posible es lo que quieren la mayoría de mujeres que no quieren ser madres. Las cifras lo respaldan.

***

Sigue a MANIFIESTA en Instagram,Twitter y Facebook.


Más de

El papel de las mujeres y de Francia Márquez entre la primera y segunda vuelta presidencial

Por primera vez un candidato de izquierda es elegido para ser presidente de Colombia y a la vicepresidencia llega una mujer afrocolombiana, feminista y lideresa ambiental. Gustavo Petro y Francia Márquez ganaron por una diferencia de casi 800 mil votos frente a Rodolfo Hernández y Marelen Castillo. ¿Podemos determinar qué papel jugó el voto de las mujeres en este triunfo?

Nos merecemos otra forma de hacer política en Colombia

"Por ahora, tenemos la incertidumbre que nos genera el domingo y la posibilidad de un gobierno en Colombia que sea, a todas luces, un retroceso para el avance de los derechos de nosotras las mujeres. Pero no por eso debemos creernos el cuento de que nada ha cambiado: todo ha cambiado para nosotras en este país, y la historia está tomando su curso". 

Mes del Orgullo y segunda vuelta: ¿quién entre Hernández y Petro le cumpliría a población LGBTIQ+?

Quizá por por primera vez, la clase política colombiana reconoce a las mujeres y diversidades como una fuerza electoral. A tres días de la segunda vuelta, hablamos con varias organizaciones que representan a la comunidades LGBTIQ+ para analizar quién, entre Petro y Hernández, podría cumplirle a una de las poblaciones que más han sido discriminadas en Colombia, y quién sólo está detrás de los votos.

Depp vs Heard: esto es lo que sigue para las mujeres

El juicio por la demanda de Depp no es solo un escándalo de Hollywood para redes sociales. El fallo del jurado, y lo que ha pasado en los últimos días, muestran un panorama preocupante para las mujeres en el mundo. Denunciar formal e informalmente ya es difícil y la decisión solo perpetúa los mitos sobre víctimas perfectas y la distribución desigual de credibilidad a hombres y mujeres. 

Back to Top

© MANIFIESTA 2021 Todos Los Derechos Reservados

Términos y Condiciones

Política de Privacidad